La fantasía no tiene edad

La fantasía no tiene edad

¡Son como niñ@s! Con toda la sabiduría de los años… es un placer comprobar cómo conservan intacta la capacidad de sorpresa, la imaginación y las ganas de jugar.

Nos pidieron un show de títeres infantil con animación, magia y música en Palafrugell como el que hemos hecho tantas veces en Barcelona y alrededores. Un show divertido, en el que contamos una historia de forma desenfadada: la historia avanza entre apariciones de marionetas en nuestro teatrito, narraciones por parte de los animadores, juegos, canciones y trucos de magia y tienen siempre muy buena acogida. Pensamos en hacerlo así para poder atrapar la imaginación de niños y niñas de todas las edades y poder ir un paso más allá de los de títeres de guante más tradicionales.

Pero esta vez la petición tenía una salvedad muy especial: no habría niños, ni niñas… de hecho la persona más joven que tendríamos como público tendría algo más de 65 años. Querían este mismo espectáculo de títeres con animación para la “Llar de Avis”: no queremos que se sientan infantilizados” nos dijeron. Eso estaba bien ya que en Mondo Momo no solemos “infantilizar” a l@s niñ@s nos tomamos la diversión infantil “muy en serio”.

Cambiamos algunas cosas del espectáculo: había que hacer pequeñas adaptaciones y sobre todo eliminar todos los bailes que solemos hacer al final de nuestras animaciones, ya que muchos de los asistentes tendrían movilidad reducida. Estábamos un poco nerviosos. Pero en cuanto empezamos con la narración y escuchamos las primeras risas entendimos que aquello iba a marchar muy bien… mejor que bien.

Nos parece que los públicos son muy distintos según la edad que tengan… pero cuando encuentras algo que va directo al corazón, los sentimientos no tienen edades. Muchas gracias Palafrugell.