5 Actividades para hacer en Halloween con niños

5 Actividades para hacer en Halloween con niños

Se acerca el 31 de octubre… ¡El día más aterrador del año! Sí, nos referimos a Halloween. Desde Mondo Momo lo solemos celebrar en compañía de nuestros clientes, ofreciendo servicios terroríficamente maravillosos como increíbles espectáculos, pintacaras profesional, o globoflexia tematizada. Pero sabemos que hay muchas familias que van a querer organizar la festividad por su cuenta… Tienen los disfraces, tienen los complementos, ¡pero no saben qué actividades pueden hacer! Hoy os explicaremos cómo conseguir que sea todo un éxito.

Mañana de calabazas

Un clásico de Halloween que no puede faltar: el recorte de calabazas. Una calabaza redonda y de tamaño medio será ideal para este quehacer. Los niños/as pueden pintar en la calabaza con un rotulador permanente la cara más terrorífica que se les ocurra, y después, un/a adulto/a puede perfilarla. Recordad vaciar la calabaza antes de hacer esto, ¡porque sino no podréis poner dentro una velita que le dará un ambiente aún más siniestro!

Manualidades terroríficas

Después de preparar toda la comida, podemos pasar a una actividad un poco más relajada. Os proponemos hacer manualidad con temática del horror! Por ejemplo, podemos enseñar a nuestros/as peques a hacer terroríficos muñecos con fieltro: murciélagos, vampiros, brujas… las opciones son inagotables. Lo mismo se puede hacer, por ejemplo, con cartón: nos podemos hacer en casa unas máscaras con cartón de colores, para emular nuestros monstruos favoritos.

Recetas de espanto

Hay multitud de recetas de pica-pica o platos principales que se pueden hacer consiguiendo que tengan un aspecto espantoso. Por ejemplo: «dedos cortados» hecho con salchicha frankfurt y ketchup, «mini-calabazas » hechas con mandarinas a las cuales les pintamos un rostro de bruja con chocolate fundido, galletas con temática de Halloween… Pasar un rato en familia preparando este increíble menú es una actividad divertidísima.

 

 

El escondite del horror

Cuando terminamos con las calabazas… ¡Llega la hora de jugar! Nos metemos todos/as en una sala grande, por ejemplo el salón. Apartamos los muebles con esquinas o ángulos con los que nos podamos hacer daño, y apagamos la luz. Es el típico juego del escondite… ¡pero a oscuras! Podemos ambientar el juego con un poco de música de fondo con temática de Halloween, ¡para que dé incluso un poco más de susto!

El cine maldito

Después de un día tan ajetreado y lleno de actividades, llega la hora de relajarse, y lo haremos viendo una película. Elige una peli (¡o un par!) con temática de Halloween, para verla en familia cuando empiece a oscurecer. Podéis sacar el pica-pica que habéis preparado por la mañana y disfrutarlo montando vuestro pequeño cine particular en casa.

¡Estas son las propuestas que os hacemos para pasar el día de Halloween más divertido y terrorífico!