Como hacer un taller casero de comida saludable en familia

Como hacer un taller casero de comida saludable en familia

La alimentación es un hábito que a pesar de ser cotidiano y necesario, solemos realizar cometiendo muchos errores que luego repercuten en nuestra salud. Por ello, es muy importante estar concienciados/as desde pequeños/as en cuanto a los buenos hábitos alimenticios y la comida saludable. En Mondo Momo damos mucha importancia a la educación en valores, y uno de los valores que promovemos es la alimentación respetuosa y saludable. Por ello, hoy, nos encantará proponeros un pequeño taller que podéis realizar en casa con vuestra familia para hacer crecer en la mente de vuestros peques la semilla de la alimentación saludable.

Empezaremos por hablar de la pirámide alimenticia. Lo haremos breve porque es un tema que les puede aburrir, y perderíamos su atención para el resto del taller. Podéis describir la pirámide de una forma llamativa y colorida, por ejemplo proponiendo un juego. Se extiende en el suelo un dibujo grande de una pirámide con sus 5 sectores en colores diferentes, se les explica a los peques a qué corresponde cada sector, y luego ellos/as tienen que pegar dibujos o fotos recortadas de alimentos que representen cada grupo.

Por si se os ha olvidado, la pirámide consiste en:

  1. Hidratos de carbono
  2. Frutas y verduras
  3. Lácteos y frutos secos
  4. Carne, huevos y pescado
  5. Dulces y grasas

Abajo los que se tienen que consumir con menor frecuencia, arriba los que se tienen que consumir a diario.

 

 

Explicaremos costumbres importantes que hay que tener a la hora de cocinar y comer. Aunque siempre vayan a cocinar supervisados/as por sus padres o tutores, hay que explicarles bien qué utensilios pueden usar y cuáles hay que dejar a los/as adultos/as. ¡No queremos que haya ningún accidente! Por otro lado, habrá que promover la higiene tanto en la cocina como en el comedor. Nos lavaremos las manos antes de comenzar el taller, y siempre ordenaremos y limpiaremos detrás nuestro cuando terminemos de confeccionar un plato. Lo mismo en el comedor: cuando terminemos de comer, ayudaremos a sacar los platos, lavarlos, y dejar la mesa limpia y ordenada.

Por último, llega el momento estrella del taller: ¡la confección de los platos! Os proponemos tres platos muy fáciles, saludables y que contienen una buena variedad de nutrientes:

  1. Batido de plátano y fresa. A este batido cargado de fruta no hace falta añadirle ningún tipo de azúcar o miel, ya quedará suficientemente dulce con sus ingredientes básicos. Como el plátano ya es muy denso, con que mezcles la fruta con agua fría ya tendrás un batido delicioso.  Si te gusta el batido más láctico, le puedes añadir medio vaso de leche de avena sin azúcar.
  2. Rollitos de jamón de pavo. Ten cuidado de comprar jamón de pavo y no fiambre de pavo, ya que el fiambre no sería tan saludable. El relleno de los rollitos lo puedes pensar y personalizar como quieras, pero hoy te proponemos una mezcla deliciosa: tomate, calabacín, zanahoria y pimientos. Dependiendo de los gustos y la edad de tu peque, le puedes añadir un poquito de cebolla cruda. Cortas las verduras en dados, les echas un poco de aceita de oliva y sal, les enrollas una loncha de jamón de pavo, ¡y ya tienes tus rollitos!
  3. Pizza de fruta. El plato estrella de cualquier comida: el postre. Corta una rodaja bastante gruesa de sandía y córtala en triángulos. Recubre los pedazos de sandía con yogur semi-desnatado natural. Encima del yogur, echa fruta y frutos secos al gusto: frambuesas, nueces, almendras, melocotón troceado… Lo que más os apetezca.

 

 

El último paso es el que más estamos esperando… ¡poner la mesa y comer lo que hemos confeccionado! Con este divertido taller vuestros/as peques aprenderán muchísimo sobre alimentación saludable y, además, disfrutaréis de una bonita tarde en familia. Y después de este atracón… ¡podéis divertiros con algún juego, como haceros un pintacaras, salir de excursión o hacer todos juntos unas pompas de jabón!